Dicen que a veces, una buena imagen vale más que mil discursos…